16 DIC

Queremos salvar al mundo... pero no podemos con nuestra vida.

Por Carlos Vilaseco Romero Psicologia. Actitud.

“QUEREMOS SALVAR AL MUNDO… PERO NO PODEMOS CON NUESTRA VIDA”.

 

Parece una contradicción, porque  lo es.  Es cierto, No parece razonable, que NO tengamos  soluciones a nuestros problemas más cotidianos y que parezca que somos capaces de conseguir  “la paz en el mundo” si los que mandan siguieran nuestros consejos, o ideas, o pareceres. 

Vivimos en una sociedad infectada de prisa por conseguirlo todo. Para todo hay un resumen “clave” en  “ 5 pasos para conseguir…” cuando en otras épocas las cosas se conseguían  básicamente trabajando mucho, mucho tiempo, y muy bien. Esta inmediatez, esta capacidad que tiene la sociedad de la información  de llevarnos a Google o similares a buscar la verdad,  el “tip” que nos simplifique el esfuerzo o el truco  para ganar mucho en poco tiempo  o encontrar recetas milagrosas está provocando ya desde hace mucho tiempo una corriente de pensamiento generalizado… que está haciendo creer a muchas personas que la vida puede ser como les dicen.  “puedes conseguir lo que te propongas, …”

Y si, puede ser. Con esfuerzo, planificación, dedicación, tiempo, suerte, inteligencia, amigos, conocimiento, experiencia, sentido común, pasión, trabajo, paciencia, autocrítica… y otros ingredientes, sí. También puedes conseguir lo mismo que otros que han hecho el mismo esfuerzo que tu hagas. Sentado en el sofá, conseguirás ganar peso, o resolver los problemas del mundo mientras cenas pizza. ¿pero que harás mañana por mejorarte a ti…?

Ernest Hemingway decía “no hay nada noble en ser superior a tus semejantes, la verdadera nobleza está en ser superior a tu antiguo yo”. Sin embargo nos parece más fácil resolver los problemas del mundo, sentirnos mejor que los demás, cuando muchas veces, estamos llenos de dudas, de incertidumbres, de ambigüedades, de ambivalencia o de contradicciones, que no reconocemos, que no identificamos y que no somos capaces de resolver con cierta solvencia…

Para empezar a combatir la marabunta de información que viaja por internet  veamos en 5 TIPS o CLAVES sobre cómo mejorarnos a nosotros mismos… y que sea sano.

1.     Superman va en calzoncillos, con capa…. y vuela. Y superwoman. (braguitas)

si no vas en calzoncillos (braguitas) y con capa por la calle… no eres superman,(superwoman) así que ponerte el mundo a las espaldas será un trabajo que va a darte poco beneficio…mejor concéntrate en ti. Tienes mucha tarea por delante. No es egoísmo. Es inteligencia. Si no sabes resolver tus problemas, ¿cómo crees que vas a ayudar a los demás a resolver los suyos?

2.   Acepta tus límites.

Hasta superman temía a la Kriptonita. Y mira que era bonita, color esmeralda, color esperanza. Aún así todos tenemos nuestros límites. Hay que ser muy valientes para reconocerlos. Es la única manera de aceptarlos. Quizás después podamos planear aumentarlos, crecerlos, llegar más lejos, con terapia, autoconocimiento, disciplina, esfuerzo, tiempo…pero no empieces yendo más allá de lo que manejas.

3.     Harry Potter

Gran mago el chico. Y con su puntito tímido, cara de bueno, que le acerca al fracaso pero le permite en  la noble lucha  contra el mal sacar una victoria cuando parece que sucumbe… Lleno de trucos y recursos… Lástima que no se compren en el supermercado de enfrente. Seguro que si se compraran… habría cola. Cualquier precio antes que el esfuerzo. NO hay trucos. Puedes seguir buscando o aceptarlo. Depende de ti. Si quieres éxito hay que trabajar.

4.     Messi vs Cristiano

Bueno no importa. Ninguno de los dos son “normales”. Son deportistas excepcionales. Si creemos que podemos ser como ellos hemos elegido un modelo de éxito. Cada uno con sus particularidades. Ahora, pon los pies en la tierra. Nosotros somos normales. Así que por  mucho que nos guste parecernos a ellos, nosotros tenemos que afrontar nuestros problemas normales. Quizás  mejor observar un modelo de éxito más cercano. El vecino de enfrente, que se levanta de madrugada para ir al trabajo, que es amable, respetuoso, que gasta tiempo en ayudar a los otros, que es solidario casi sin tener ingresos, que monta en bici con los hijos y respeta a su mujer… que patina,  aunque se parezca mucho a nosotros. Quizás ese es más héroe. Quizás ya tu también lo seas  y  no lo sepas. Aunque sea un héroe más modesto y menos mediático… sé tu héroe. Es lo que necesitan los tuyos, a ti implicado en tu vida.

5.    Einstein

Hasta él dijo que no todo era relativo. Genial.  A ver. Todo no va a depender de la forma en la que miramos… en algún momento hemos de reconocer nuestros errores. Aunque se puede y se debe relativizar la realidad, y aunque hay muchas posibles interpretaciones, al final asumir los errores no es algo relativo. Es si o no. Es me he equivocado o no. Las explicaciones  o razones que explican el error pueden ser las que sean. Pero asumirnos nos libera. Nos hace crecer. Nos hace ser libres. Menos perfectos de lo que nos creíamos, pero con más espacio de mejora. Ánimo. Puedes ser mejor que ayer. Estar mas contento contigo, sentirte más dueño de ti.

Así también se “salva” el mundo. Tu mundo. En el que te implicas todos los días. En el que construyes cada segundo de tu vida, con la gente que te importa. 

… y recuerda, la solidaridad, compromiso y soporte a todas las personas que desgraciadamente lo necesitan en estos tiempos tan difíciles sigue siendo muy importante… no descuides esa actitud, sólo empieza por ti y da ejemplo.

 

¡Suerte con tu meta !